BlogFilosofíaFilosofía de vida

¿Amor o costumbre?

Y por allí he oído decir: “La costumbre es más fuerte que el amor”. Esto quiere decir que podemos decidir mantener una relación por muchos años por el simple hecho de sentirnos en estado “cómodo”; es algo así como pensar: “esta persona conoce todo de mí y yo todo de él/ella, ¿para qué empezar de cero con alguien más?”

Lo primero que quiero mencionar es que una relación donde reina la costumbre es como un veneno que puede ir matando lentamente. Suele ser difícil catalogar una relación de éste tipo porque no necesariamente se ve como una “mala relación”, podría parecer incluso no ser tóxica por el hecho de no mostrar violencia de ningún tipo. Entonces, ¿cómo puedo saber si estoy en una relación por amor o costumbre? Antes de responder a ello, quiero aclararte que no hay que justificar llegar al punto de costumbre pensando que con el tiempo en las relaciones disminuye la pasión; una cosa es que al pasar los años una relación se vuelva más fluida o relajada, (por llamarlo de algún manera, se vuelve más “familiar”), que sobrevivir únicamente de costumbre.

A medida que pasa el tiempo y vas conociendo cada vez más fases de tu pareja lo normal es que te sigas sintiendo a gusto y con ganas de compartir muchas más cosas, pero si todo se gira a costumbre empezarás a experimentar algunas señales que te harán pensar ¿estoy con ésta persona por amor o costumbre? Es importante saber que el hecho de preguntarte eso ya es una señal de que las cosas no van bien,  pero hablemos de al menos 3 aspectos que indican que tu relación se ha volcado hacia la costumbre:

  • Cada vez toleras menos: lo que al principio no te causaba molestia ahora sí. La relación podría verse dominada por constantes quejas de cosas que no toleras de ésa persona. Si dejas pasar mucho tiempo, cada vez serán más las molestias, incluso por cosas ínfimas como: la manera de vestir de la persona, como se expresa, sus gustos, etc.
  • La intimidad se ve gravemente afectada: es casi nulo el deseo sexual que te despierta ésa persona, cada vez es menos y cuando accedes lo haces solo por cumplir o para satisfacerte sexualmente nada más, pero se va perdiendo la conexión de amor y cariño que existían en la intimidad, así como los mimos, abrazos, besos, y los “te amo” espontáneos y naturales sin importar el momento o lugar.
  • Cada vez hay una distancia más grande en la comunicación: podrías preferir callar tus asuntos personales en vez de contárselos a tu pareja. A medida que pasa el tiempo saben menos detalles de cómo se siente o lo que hizo en el tiempo libre la otra persona.

Éstas son algunas de las señales más evidentes de que el amor se ha perdido poco a poco.

¿Se puede salvar una relación así?

Solo si ambos desean hacerlo. Si observas que algunas de las señales antes mencionadas empiezan a surgir en tu relación y tu deseo es mejorar y de construir nuevamente el amor, muestra tu sentir con empatía y sobre todo pensando en soluciones más que en reproches o reclamos continuos. En cambio, si ya una persona ha dejado de amar por completo no importan los esfuerzos que se hagan, los detalles ni las súplicas que se den.

Muchos se convencen de que terminar una relación de años es fracasar; otros aguantan una monotonía cada vez más cruel por el simple hecho de tener miedo a afrontar la soledad; y otros incluso toleran por las comodidades (económicas-sociales) que implica la relación.

Tolerar una relación que se ha convertido en costumbre dependerá de cuánto sea tu amor propio y de qué quieras realmente para tu vida.

Luisana aláez

La decisión es tuya y lo primero es sincerarte contigo mismo.

[Total:1    Promedio:5/5]
Tags
Show More

Luisana Aláez

Lectora de pensamientos más que de letras... Escritora, amante de plasmar y compartir mis ideales y experiencias de vida. Coach Motivacional ---> Siempre en formación. Lema de vida: el tiempo es VIDA, ¡aprovéchalo!

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close