BlogMundo actual

Las, tristemente subestimadas, carreras artísticas

En el mundo actual, cuando se habla de carreras universitarias, siempre se toman en cuenta las carreras que más ingresos producen, las carreras consideradas “más difíciles”, las carreras que de alguna forma garanticen un futuro acomodado.

Se dejan en el fatal olvido y se subestiman a las profesiones encaminadas al arte, se cree que el hecho de estudiar una carrera artística representa una inútil pérdida de tiempo, ya que esa profesión no va a producir ninguna cantidad de dinero considerable. Este tipo de rechazo hacia el arte se da debido a los prejuicios hacia los artistas y por el ritmo actual con el que se mueve el mundo.

Se cree que el hecho de estudiar una carrera artística representa una inútil pérdida de tiempo, ya que esa profesión no va a producir ninguna cantidad de dinero considerable.Fabián José Carrión

Primeramente podemos decir, que esta renegación a las carreras artísticas se da debido, en parte, a la mala fama que han tenido los artistas a lo largo de la historia. Siempre se les ha visto a los artistas como bohemios, como drogadictos que se pierden, como personas sin futuro que se dedican al arte porque es lo más fácil de hacer, pero las críticas no ven un trasfondo en todo esto.

Las personas que se dedican al arte por lo general son personas muy sensibles, es decir que algo que les sucede les afecta en gran medida, causando una explosión de sentimientos que ellos los asimilan haciendo arte. Esta especie de catarsis, es prolongada mediante el uso de drogas, una técnica usada por la generación de poetas más famosa de la historia, Los poetas malditos.

Entonces, se podría decir que detrás de todos estos prejuicios vienen dados de una larga historia que no muchos conocen, pero que sin embargo usan a la hora de desmerecer al arte.

Por otra parte, tenemos como influyente para que se dé este tipo de actitudes, el ritmo acelerado con el que es llevado el mundo. Hoy en día se podría decir que todo está basado en cifras, todo depende de cuánto cuesta tal o cual cosa, de qué empleo genera más ganancias, de cuánto cuesta la casa más cara o de qué tiempo lleva producir un producto, pero se deja de lado una característica que es propia del ser humano desde los tiempos más remotos: la sensibilidad por el arte.

Frente a todo eso, el arte llega a parecer irrelevante, pero no podemos dedicarnos a cultivar una sola parte de nuestro ser, el hombre es mucho más que sólo números, el hombre está compuesto de muchas cosas que en conjunto permiten divisar un ser completo.

Concluyendo, deberíamos decir que el hecho de seguir una carrera relacionada al arte es un acto muy valiente, ya que una persona está decidiendo hacer de su vida algo que le apasiona y no algo que sólo le genere grandes beneficios. Entonces, se debería tratar con igual respeto a una persona que ha dedicado su esfuerzo a estudiar una carrera científica como a una persona que ha optado por dedicar su vida al estudio del arte, en la opinión de muchos, la más noble de las profesiones.

Seguir una carrera relacionada al arte es un acto muy valiente, ya que una persona está decidiendo hacer de su vida algo que le apasiona y no algo que sólo le genere grandes beneficios.Fabián José

[Total: 3   Promedio: 4.7/5]
Mostrar más

Fabián José Carrión Rivera

Un apasionado por el arte, sobretodo la literatura. Veo en la curiosidad un motor para empezar y nunca dejar de aprender. Mientras todos hablan, yo escribo.

Artículos relacionados

2 pensamientos sobre “Las, tristemente subestimadas, carreras artísticas”

  1. Muy bueno Fabián José, en realidad como Usted escribe, ahora pocos expresan sus sentimientos…. andamos muy preocupados en «trabajar y/o estudiar para vivir bien».

    1. Agradezco su comentario, María Augusta. Esas preocupaciones son propias de todas las personas y a algunas les afecta más que a otras, pero no hay que dejar que nos anulen en nuestra totalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close