BlogFilosofía de vidaTrending

Algo aparentemente simple, puede plantear muchos problemas

¿Cuál es el motor de tu vida?, en otras palabras, ¿qué cosas te hacen realmente feliz?, ¿hacia dónde te diriges? (si vas sin rumbo, tranquila/o, no eres un caso aislado, solo debes cambiar de actitud para redireccionar tu vida), y por último, ¿sabrías decirme una lista de 3 cosas que hagas actualmente en tu vida que sean realmente inversiones a largo plazo para la misma?

Es precioso escucharlo, ¿verdad?, pues te aseguro que es mucho más satisfactorio el hecho de realizarlo y poder sentirte así.

Así que, después de tomar nota, toma acción. Limpia tu mente del ”no puedo”. Lucha por lo que te haga realmente feliz. Elimina todo tipo de barreras creadas por tu mente por miedo al desconocimiento sobre el resultado futuro que conllevará el tomar esa acción. Analiza cuál es tu razón de ser, el motor de tu vida.

Debes tener muy en cuenta que, en el momento en el que debes tomar una elección y no lo haces, ya estás tomando una elección.

El valor de una persona

Me parecería desacertado, ante una reflexión como esta, no mencionar la definición del “valor de una persona” propuesta por un emblema de la psicología positiva, el señor Victor Küppers. Según él, nuestro valor como persona, es igual a nuestras habilidades más nuestros conocimientos  multiplicado por nuestra actitud:

Lo primero que podemos observar en la fórmula es que, las habilidades y los conocimientos suman, pero lo que realmente marca la gran diferencia en nuestro valor como persona, es la actitud, que no suma, sino que multiplica. Y lo cierto es que Küppers no se equivoca en absoluto en su propuesta. Es decir, la diferencia entre el grande y el mediocre no está en la ‘c’ o la ‘h’, está en la ‘a’.

Que te entre en la cabeza: la excelencia no es una habilidad, es una actitud. Ya puedes ser la persona más inteligente del planeta con las mejores habilidades, que, como no tengas la actitud necesaria, no llegarás a alcanzar tus metas.

Las habilidades y los conocimientos suman, pero lo que realmente marca la gran diferencia en nuestro valor como persona, es la actitud, que no suma, sino que multiplica.Víctor Küppers

Recuerda: un viaje de 20.000 kilómetros, empieza por un solo paso; por otro lado, la distancia a recorrer es para todos la misma, pero no todos están dispuestos a llegar hasta el final.

Por lo tanto, ¿a qué esperas a empezar a caminar?

Un viaje de 20.000 kilómetros, empieza por un solo paso.Crístofer Calzada

[Total:1    Promedio:5/5]
Show More

Crístofer Calzada

Apasionado por la vida. Curioso por naturaleza. Ambicioso hasta morir. Docente por vocación. Escritor por placer.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close