BlogFilosofíaFilosofía de vida

El gran dilema: ¿luchar por lo que quieres o reemplazarlo?

La diferencia entre los que consiguen lo que desean en la vida y los que no es una sola: los que luchan y los que desisten del objetivo.

Todos en algún momento de nuestra vida, a medida que vamos definiendo nuestras metas, empezamos a plantearnos objetivos, unos más grandes que otros. Casi siempre empezamos con muchas ganas y motivación, y con una estructura que nos orienta en el camino; pero a medida que pasan los días, las semanas, los meses, pueden surgir varios acontecimientos:

  • Se presentan nuevos obstáculos.
  • No se observan rápidamente los resultados.
  • El plan que teníamos no tiene la receptividad que imaginábamos.
  • El camino parece alargarse.
  • No recibimos el apoyo que esperábamos.

Éstos y otros factores pudieran desmotivarnos y querer desistir, o reemplazar el plan que teníamos por uno que consideremos más fácil. Dentro de todo este dilema:

¿Qué debemos hacer?

Primero es importante que tú mismo sepas qué tanto deseas conseguir esa meta; cuanto más sea tu motivación, mayores serán los esfuerzos que harás y será más fuerte tu dosis de aguante y perseverancia. Casi ningún plan sale a la primera como lo hemos planteado, es por eso que siempre debemos dejar un espacio en nuestra imaginación para las incógnitas y desafíos que aparecerán, y aceptar la incertidumbre y los cambios que pudieran surgir.

luchar por lo que quieres o reemplazarlo

 

Cuanto más sea tu motivación, mayores serán los esfuerzos que harás y será más fuerte tu dosis de aguante y perseverancia.Luisana Aláez

Es en ese proceso donde quizás las cosas no salen como las teníamos planteadas donde entra la “lucha”. Luchar implica ver luz donde otros solo ven oscuridad, es creer fielmente en nuestros planes y saber que aun cuando sintamos que estamos dando el máximo por conseguirlo, siempre hay algo más por hacer.

Claro es importante que el plan que tengas sea factible en el tiempo, esto quiere decir que sea medible, aceptable de acuerdo a tus posibilidades. Planes que no son bien calculados y solo llevados por impulsos, suelen caerse apenas aparece el primer inconveniente. La persona que lucha por lo que quiere sabe que debe continuar a pesar de los desafíos y los esfuerzos que implique.

Antes de ir a luchar por lo que quieres, pregúntate lo siguiente:

  • ¿Quiero realmente eso?
  • ¿Qué tanto estoy dispuesto a sacrificar por alcanzarlo?
  • ¿Cuánto tiempo estoy dispuesto a luchar por ello?
  • Si es una meta que implica a otras personas: ¿Qué pasaría si los demás desisten? ¿seguiría solo?

Es importante que tus metas sean medibles y alcanzables. Pocos logran sus sueños porque solo pocas personas están dispuestas a dejar la piel en el intento a conseguir eso que desean. Nadie dijo que sería fácil, pero la recompensa bien valdrá la pena.

Pocos logran sus sueños porque solo pocas personas están dispuestas a dejar la piel en el intento a conseguir eso que desean. Luisana Aláez

Show More

Luisana Aláez

Lectora de pensamientos más que de letras... Escritora, amante de plasmar y compartir mis ideales y experiencias de vida. Coach Motivacional ---> Siempre en formación. Lema de vida: el tiempo es VIDA, ¡aprovéchalo!

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
Close