BlogPsicología

Los problemas no existen

La frase empieza: “los problemas no existen”. Para que haya un problema primero debe haber alguien que observe ese problema, cuando la persona que lo observa desaparece, el problema desaparece, pero la persona no puede desaparecer, no en términos normales, así que el problema, cualquiera que sea este, persiste. Pero, ¿qué es un problema?

problemas

El concepto de problema puede referirse a dos situaciones, como problema matemático o axiomático y como problema en acepción a algo que debe ser cambiado.

Si crees que tienes un problema, entonces tienes un problema.Juan Manuel de Ángel

Para que haya un problema primero debe haber una mente que lo sostenga. Si necesitas comprar alimentos y no tienes dinero entonces dirás que tienes un problema. Pero si necesitas comprar alimentos y no tienes dinero para comprarlos y sin embargo comes, entonces ¿tienes un problema? La respuesta depende del tipo de mentalidad. Si tienes un hijo “problemático” entonces tienes un problema, pero si tienes un hijo problemático pero lo consideras un maestro que llegó a ti para darte las más duras enseñanzas de vida, entonces no tienes un hijo problema ni un problema, tienes una bendición.

El condicionamiento de la mente

Es la propia mente que está previamente condicionada a considerar como problema  lo que no entiende, no puede entender o no puede considerar. La mente es un problema para sí porque no es constituyente como algo meramente sostenible, sólo hay mente mientras hay pensamientos y sólo hay pensamientos mientras hay mente, y los problemas son eso, un cúmulo de pensamientos, por lo tanto, sin mente no hay pensamientos y sin pensamientos no hay problemas. ¿Un paciente de hospital en estado inconsciente, que no piensa, no siente, tiene algún problema? ¿Mientras duermes profundamente tienes un problema? El problema que consideres tener sólo aparece cuando estás pensando, cuando cesas de pensar el problema desaparece.

El problema aquí (lol) es que la mente que concibe al problema, tampoco existe, es decir, tu mente no existe, es inexistente, no está en ningún lado, nunca ha estado y nunca estará.

nuestra mente no existe

Hay un Koan (acertijo sin respuesta) que dice así: “si un árbol cae en medio del bosque y no hay nadie para escucharlo ¿ese árbol emitió algún sonido?” Considerando que para que haya sonido debe haber receptores de sonido que reciban las ondas sonoras, diríamos que no emitió ningún sonido puesto que no hay quién reciba dichas ondas. Pero si decimos que el sonido se produce haya o no haya quien lo escuche entonces diremos que sí hubo sonido puesto que hubo ondas sonoras y estas por sí mismas ya son sonido. Entonces, ¿el árbol emitió algún sonido?

Un problema es parecido a un Koan, no en el sentido de que el problema cualquiera que sea tenga o no tenga solución, sino en el sentido de que un problema sea matemático o de la vida cotidiana es simplemente un subproducto de una serie de comandos llamados pensamientos que son producto de una serie de pensamientos previamente condicionados. Si usted encuentra de manera sorpresiva a su hijo y a su hija besándose usted tiene un problema, pero si usted nació en una comunidad olvidada de Australia o en altas jerarquías de Arabia Saudita donde el matrimonio es permitido sólo entre hermanos o familiares muy cercanos y no se permite con personas fuera del selecto círculo familiar entonces usted no tendría ningún problema.

¿Cuándo un problema es un problema? Cuando tú estás ahí para determinarlo como problema. Fácticamente el problema no es el problema, el problema eres tú. Elimínate a ti mismo y el problema desaparecerá. Te vas a preguntar ¿cómo me elimino? No hay necesidad de ello, tú no existes y no puede ser borrado ni eliminado lo que no existe, si consideras que sí existes, entonces, tienes un ego muy grande, eso sí que es un problema.

Te invito a que reflexiones al respecto.

¿Cuándo un problema es un problema? Cuando tú estás ahí para determinarlo como problema.
Juan Manuel de Ángel

[Total:6    Promedio:4.8/5]
Show More

Juan Manuel de Ángel

Amo el arte y las letras. Soy psicólogo y filósofo de profesión y mi pasión es la espiritualidad y el budismo. Buda decía: el mundo está lleno de personas agradables, si no puedes encontrar una, sé una.

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close