BlogFilosofíaFilosofía de vidaTrending

¿Cómo saber si te encuentras en una relación tóxica?

Solo se puede cambiar lo que se conoce y se acepta. Una relación tóxica es todo lo contrario a lo que debería ser una relación sana. Es fácil describir pero difícil de aceptar cuando se protagoniza una relación tóxica; esto es debido a que al estar bajo los efectos del enamoramiento se sufre una distorsión cognitiva y emocional que evita ser conscientes de la situación que se vive. Una relación tóxica se produce cuando se unen dos personas que no están sanas emocionalmente; al principio se sufre de muchas ilusiones y expectativas y se confunde disfrutar de escasos momentos de alegría, placer y muestras de afectos con amor autentico, pero no se tarda mucho en descubrir que son solo eso, momentos.

Relación tóxica

Aunque parezca increíble la mayoría de las personas que viven una relación toxica no son conscientes de ello, no suelen ver con claridad y desde un punto de vista equilibrado y crítico la relación. Para saber si estás viviendo una relación tóxica analiza los siguientes aspectos:

  • Antes y después: ¿Qué eras antes de entrar en la relación?, este punto es sumamente importante ya que al hacer un análisis honesto de tu antes y después podrás sacar conclusiones acertadas; una relación tóxica produce atraso, desmejora tanto física como mental, las señales no tardan en aparecer y mostrarse, tu entorno empieza a notarlo; si antes eras una persona alegre y positiva de repente podrías estar quejándote continuamente, experimentando episodios de ansiedad, desaliento, tristezas continuas. Tu progreso económico y tus relaciones de familia y amigos pueden verse afectadas.
  • Incapacidad de tomar decisiones: si sientes que no puedes tomar la decisión de alejarte aún cuando son más los momentos de nostalgia y tristeza que de afecto y alegría, estás experimentando lo que se denomina “el apego emocional y la dependencia”, lo cual, no te permite alejarte de la persona que consciente o inconscientemente, te genera sufrimiento.
  • Silencios y reproches: en una relación sana el pilar fundamental es la comunicación, la aceptación desde el amor de los aspectos que cada uno puede mejorar para beneficio mutuo; pero en una relación tóxica uno o ambos miembros no aceptan sus errores, se hablan desde el rencor y dolor interno lo que puede generar incluso episodios de ira y violencia.

La mayoría de las personas que viven una relación toxica no son conscientes de ello, no suelen ver con claridad y desde un punto de vista equilibrado y crítico la relación.Luisana Aláez

Detén esa relación tóxica

Luego de saber si estás viviendo una relación tóxica es importante poner manos a la obra; la tarea si bien aunque no es fácil, a corto, mediano y largo plazo empezará a dar resultados positivos.

Ten en cuenta que si ya has podido expresar tu sentir y tu pareja no tiene ninguna intención por mejorar, lo mejor es aceptar que lejos estás mejor. La falta de amor propio hace que te mientas a ti mismo colocando excusas para no aceptar lo que es inevitable. Requiere valentía partir y cortar lazos afectivos, sobre todo cuando nuestra autoestima no está bien cimentada. Es por ello que el trabajo debe empezar por ti, por recuperarte interna y externamente, mientras más te ames, más distante estarás de entrar en el círculo vicioso de una relación tóxica.

La falta de amor propio hace que te mientas a ti mismo, colocando excusas para no aceptar lo que es inevitable.Luisana Aláez

[Total:1    Promedio:5/5]
Show More

Luisana Aláez

Lectora de pensamientos más que de letras... Escritora, amante de plasmar y compartir mis ideales y experiencias de vida. Coach Motivacional ---> Siempre en formación. Lema de vida: el tiempo es VIDA, ¡aprovéchalo!

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close