BlogFilosofíaFilosofía de vida

¿Con qué finalidad buscamos relaciones?

En el amor es muy fácil confundirnos y aferrarnos a razones equivocadas al estar con una persona. Por ejemplo solemos creer que la razón para estar con alguien es encontrar la felicidad y la armonía en nuestra vida. El escritor alemán Eckhart Tolle escribió: “Si aceptas que la relación está para hacerte consciente en lugar de hacerte feliz, entonces la relación te ofrecerá la salvación y sintonizarás con la conciencia superior”. Pero ¿cómo es posible que las relaciones interpersonales en especial las relaciones amorosas estén puestas para hacernos conscientes? ¿Con qué finalidad buscamos relaciones?

Está comprobado que el ser humano funciona 95% por su subconsciente, sólo el 5% de nuestras acciones son llevadas por nuestra mente consciente; esto quiere decir que actuamos por impulsos, por emociones. Conocernos es la labor más difícil, es un trabajo que nunca termina. Pero afortunadamente contamos con una gran ayuda que nos permite vernos como realmente somos, muy pocas personas logran ver este hecho ya que es más fácil cegarnos a las verdades y evitar los cambios internos necesarios. Este gran espejo de vida son las relaciones interpersonales (especialmente hablaremos de las relaciones de pareja), a través de ellas podemos llegar a experimentar el gran milagro de conocernos y examinarnos, incluso podemos ver rasgos de nuestra personalidad que solíamos pensar que no teníamos.

Nos molesta de una persona lo que somos

Muchas veces hemos escuchado el dicho popular de que “nos molesta de la otra persona lo que somos”. Nos cuesta creer que todas aquellas acciones que nos generan incomodidad de quienes nos rodean en realidad son reflejo de nuestros verdaderos motivos, de los pensamientos internos que no nos hemos permitido ver con claridad. A principio de una relación idealizamos y observamos con facilidad sólo los aspectos positivos de esa persona que vemos con ojos de amor, no existen los defectos ni las quejas, todo parece perfecto; incluso en ese momento estamos proyectándonos en el otro individuo, así como nos parece por ejemplo que es una persona educada y sensible, en realidad estamos hablando de nosotros mismos, pero siempre es difícil hablar de nuestra propia persona, nos es más fácil ver tanto las virtudes como los defectos de los demás.

Nadie puede ver en otro lo que no es en sí mismo, en otras palabras, no podemos observar en alguien más de lo que no hay en nosotros. Así como un ladrón puede reconocer a otro ladrón con facilidad, una persona amorosa puede distinguir a un ser que exprese amor. Entender este hecho nos hace responsables y conscientes de que a través de las relaciones podemos conocernos como somos, sin velos, podemos desnudarnos en el reflejo de la otra persona, y justo en el momento en que una actitud llegue a herirnos o molestarnos, hacer una pausa y analizar profundamente qué emociones sentimos y qué aspectos de nuestra personalidad aquella actitud de la pareja quiere mostrarnos.  Tal como un espejo las relaciones te mostrarán eso que te cuesta observar de ti mismo, esas actitudes de las que no eres del todo consciente. Cada acción, palabra, gesto que nos genere irritación, debemos corregirlo en nosotros mismos, de esa forma con el cambio de nuestras acciones el exterior empezará a cambiar progresivamente.

Nadie puede ver en otro lo que no es en sí mismo, en otras palabras, no podemos observar en alguien más de lo que no hay en nosotros.Luisana Aláez

Entender esta gran verdad nos libera de las quejas y de juzgar a los demás, nos hace conscientes de que cada persona que llega a nuestra vida tiene un propósito y luego de que ese propósito sea manifestado, podré ser libre y aceptar desde el amor y no desde el miedo el fin de cualquier relación.

Agradecer el paso de cada persona que entra y sale de nuestra vida nos hace seres de luz y de amor y nos acerca hacia el mayor de los retos: el autoconocimiento.

Cada persona que llega a nuestra vida tiene un propósito y luego de que ese propósito sea manifestado, podré ser libre y aceptar desde el amor y no desde el miedo, el fin de cualquier relación.Luisana Aláez

[Total:5    Promedio:5/5]
Show More

Luisana Aláez

Lectora de pensamientos más que de letras... Escritora, amante de plasmar y compartir mis ideales y experiencias de vida. Coach Motivacional ---> Siempre en formación. Lema de vida: el tiempo es VIDA, ¡aprovéchalo!

Related Articles

2 thoughts on “¿Con qué finalidad buscamos relaciones?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close