BlogFilosofíaFilosofía de vida

¿Es más atractiva una mente inteligente o un buen físico?

En el mundo actual, como lo conocemos, la belleza tanto en hombres como mujeres es muy importante, quizá más de lo que debería…

la belleza

Cuando se conoce a una persona, lo primero que resalta a la vista es su aspecto físico y es ese factor, principalmente, el que anima a las personas a conocer otras. A la hora final de elegir personas para diferentes aspectos de la vida (pareja, amigos, trabajadores, etc.) siempre hay una tendencia a elegir a las personas bonitas antes que a las personas interesantes. Un hecho bastante triste.

Cuando se conoce a una persona, lo primero que resalta a la vista es su aspecto físico y es ese factor, principalmente, el que anima a las personas a conocer otras.Fabián José Carrión

Antes que la belleza deberían primar otros aspectos que una persona tiene. Existen infinitas características que hacen de un ser humano alguien diferente, porque pese a la tan trillada frase de que “todos somos especiales”, es difícil encontrar esa homogeneidad a la hora de conocer personas, hay personas que escriben, que leen, que cantan, que tocan un instrumento, que juegan un deporte, que piensan diferente, que cuentan con un sinfín de cualidades, esas personas no son igual de especiales que una persona que sólo tiene belleza.

La inteligencia es algo que debería ser muy valorado, pero no se hace referencia únicamente a tener la capacidad de resolver un problema matemático y punto, se hace referencia a una persona experimentada, una persona inteligente emocionalmente, culta, una persona que cuente con millones de historias en la cabeza para nunca acabar de hablar. Ya que, después de unos años, cuando la belleza, como la virtud efímera que es, se haya marchado, sólo quedan dos cerebros y cuando eso pase, lo importante va a ser el tener un cerebro interesante que todavía tenga mucho por conocer.

mente atractiva

Pese a que el mundo sugestiona a que se tome en cuenta sólo la parte exterior de las personas, se debe tener un pensamiento más crítico y una mente más curiosa para ver que detrás de una carta de presentación se esconden un cúmulo de virtudes y también de defectos, cosas que a lo mejor pasan desapercibidas por el pobre hecho de fijarse solamente en lo que se ve, en lo visible.

Para terminar, se debería considerar que como individuos no solo se debería tomar en cuenta la parte física para sí mismos, sino también cultivar la parte mental, aprender a pensar diferente porque el rato que se mejore para sí mismo y todas las personas procuren tener también un desarrollo mental, la belleza vacía quedará relegada en la lista de prioridades que se tiene.

Cuando la belleza, como la virtud efímera que es, se haya marchado, sólo quedan dos cerebros y cuando eso pase, lo importante va a ser el tener un cerebro interesante que todavía tenga mucho por conocer.Fabián José Carrión

[Total:4    Promedio:4.3/5]
Mostrar más

Fabián José Carrión Rivera

Un apasionado por el arte, sobretodo la literatura. Veo en la curiosidad un motor para empezar y nunca dejar de aprender. Mientras todos hablan, yo escribo.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close